Striptease (1996)

rating2

Cuando Erin Grant pierde su trabajo y la custodia de su hija, se hace bailarina de striptease en un sórdido local de Miami con el propósito de reunir el dinero necesario para recurrir la sentencia que le ha otorgado la custodia a su marido. La sensualidad de Erin atrae la atención de un pervertido miembro del Congreso, que no se detendrá ante nada con tal de conseguirla.

País:  Estados Unidos Estados Unidos

menores


Enlaces:


Trailer:


Reparto principal:

Demi Moore

Demi Moore

Erin Grant

Burt Reynolds

Burt Reynolds

David Dilbeck

Armand Assante

Armand Assante

Lt. Al Garcia

Ving Rhames

Ving Rhames

Shad

Robert Patrick

Robert Patrick

Darrell Grant

Equipo & Reparto completo


Imágenes y secuencias de la película:


Premios
1999: Nominada a los Premios Razzie: Peor película de la década
1996: 6 Premios Razzie, incluyendo peor película, director y actriz (Moore). 7 nominaciones
Críticas
  • “En su momento, fue elegida peor película del año. En realidad, el asunto es algo más solemne: se trata de un sentido homenaje a la industria de la silicona”
    Luis Martínez: Diario El País
  • “Insufrible”
    Alexis López: Cinemanía
  • “Sin duda, la peor película que se rodó ese año (…) bodrio indigno (…) Morbo y nada más”
    Fernando Morales: Diario El País
  • Pese a lo que se diga, aquí vemos a Demi Moore en gran forma física; algo que nunca más podrá volver a repetir, por el obvio paso de los años.
    Quizás Demi nunca alcanzo un cuerpo escultural, pero la niña hizo su mejor esfuerzo, aun ayudada por los silicones.
    En 1996, Demi Moore fue la actriz mejor pagada de Hoolywood.
    La crítica en América fue aniquiladora en parte. En otra cayó en una especie de sorna. Pero a los caballeros, como es mi caso; nos simpatizo bastante ver lo sexi que se movia la chica. Pues aunque sus movimientos eran claramente coreografiados. No se le puede exigir tanto a una mujer que no es experta en lo que llamamos en mi país: las rutinas de una “teibolera” profesional.
    En los clubes que yo frecuentaba como son: “Mens´Club”, “SolidGold” “Royal Club” “Latino´s Bar” y “Foxy´s Bar” entre otros. Pude apreciar verdaderos portentos de mujer a la hora de bailar en la pista, y quitarse la ropa mientras se contoneaban al lado de un tubo vertical. El arte de las “teiboleras” profesionales. Entonces veo a mi querida Demi, echarle ganas, y no me queda más que aplaudirle.
    Ni Demi, ni los especialistas del marketing, supieron como tratar esta película. Y desde el cartel en que vemos a Demi, desnuda pero con los brazos y piernas cruzados. Nos damos cuenta de que es un mal inicio.
    Después no se supo encaminar el filme hacia un género específico. Nos preguntamos: ¿Es un thriller, es una comedia, es un filme erótico, es filme de sexo?
    Sinceramente después de evaluar la taquilla en todo el mundo. Llegamos a la conclusión de que “Striptease” solo fracaso en EUA. Y hasta le encandilaron un “contraóscar”
    Se nota en el filme, las terribles dudas del director en cuanto a valorar los “desnudos” de Demi. No sacándole provecho y dejando esta experiencia en segundo termino. Craso error. Bergman tenía la materia dispuesta y no la supo moldear. Es difícil encontrar una diva que este tan dispuesta a explotar una faceta ante las cámaras. Y esta es el exhibicionismo no aceptado, pero demostrado de manera patente, en los movimientos de la hembra.
    Bergman se conforma con mostrarnos a una Erin (Demi Moore) débil, desprotegida, mínima. Y trata de ocultar su lado feminista, independiente, atrevido.
    El narcisismo de Demi, aplasta y humilla a un hombre mayor, interpretado por Burt Reynolds. Con su cuerpo estructurado en el silicón y simbolizando al dólar de una industria que nos ofrece un filme deshonesto. Incoherente. Pero definitivamente esto no es culpa de Moore.
    Parece por llamarlo de alguna manera, una moda en la que “la prostitución del cuerpo” de Moore en pos de los dólares a cambio del performance serio y de tablas solidas. Fue rechazada por un público puritano. Que encasilla a ciertos actores en papeles repetitivos, que conllevan al olvido de los astros de la pantalla.
    Gracias mi querida Demi, por ese baile que nos regalaste en 1996. Donde fuiste la reina del striptease.
    RAMON ROCEL (Filmaffinity)